Se genera un espacio para mejorar las relaciones sociales, la autoestima, la confianza, las redes de apoyo y el autoconocimiento de las participantes. Un lugar de cuidados para que las mujeres puedan reconectarse consigo mismas y con sus capacidades, desarrollando habilidades de comunicación con las demás desde el respeto y la valoración personal. Se analizaron las particularidades de las participantes por el hecho de ser mujeres y vivir en una zona rural y las barreras que existen para su participación social y política.