EL PODER DE LA MUJER RURAL

El objetivo de esta propuesta es fortalecer la participación social de las mujeres rurales a través de un espacio de empoderamiento femenino y cuidados.

Esta propuesta resume la esencia de la ‘Escuela de participación social de mujeres rurales’. El contenido del programa se ha ideado adaptando los contenidos y experiencias de la escuela anual a este formato reducido y se ha realizado en Ballesteros de Calatrava (Ciudad Real, España).

Las sesiones buscan que las participantes realicen un proceso de revalorización personal generando sentimientos, creencias y aptitudes que fomentan una autoimagen positiva y de mayor estima.

Una afirmación de nuestro ser mujeres desde una perspectiva de apropiación y ejercicio de derechos.

EL fortalecimiento de las capacidades propias y del poder interior es imprescindible para comenzar cualquier proceso de participación social.

Las mujeres rurales a menudo son las eternas olvidadas y sobre ellas recaen un sinfín de tareas y actividades que no tienen ninguna valoración social ni reconocimiento.

Esta falta de reconocimiento, las barreras que tienen las mujeres rurales para ejercer la participación social y la sobrecarga de las tareas de cuidados y domésticas tienen un impacto negativo sobre su salud integral.

Este programa también presta atención al autocuidado y a fomentar las redes de apoyo entre las participantes.

En ‘El poder de la mujer rural’ generamos espacios de debate, reflexión y actividades guiadas basadas en una metodología corpórea, vivencial y participativa.

 

OBJETIVOS GENERALES

  • Entender la importancia de los procesos de participación social de mujeres y hombres en igualdad.
  • Alcanzar una mayor autonomía y autoestima de las mujeres rurales
  • Favorecer la participación de las mujeres rurales en los foros de debate.
  • Valorar el trabajo reproductivo y de cuidados y avanzar en el logro de la conciliación de todas las vidas