ESCUELA DE PARTICIPACIÓN DE MUJERES RURALES

Las zonas rurales de España representan el 90,7% de territorio español, solo vive en ellas el 26,1% de la población (INE, 2017) y la presencia de hombres es mayor.

En la Ley 35/2011 sobre titularidad compartida de las explotaciones agrarias se analizan las causas del mayor éxodo de mujeres: las largas jornadas de trabajo, las responsabilidades domésticas no compartidas en la mayor parte de los casos y la falta de reconocimiento económico, profesional y social del trabajo.

Las mujeres rurales son las eternas trabajadoras olvidadas. Sobre todo si hablamos de quienes realizan las tareas domésticas y de cuidados en los hogares propios y ajenos, a menudo articuladas en asociaciones de ‘Amas de casa’.

Aumentar la participación y la representación en puestos de responsabilidad y decisión económica, social y política e incrementar su presencia en procesos de desarrollo rural es imprescindible.

La ‘Escuela de participación social de mujeres rurales’ es por lo tanto una propuesta formativa para que las mujeres rurales fortalezcan sus capacidades como sujetas políticas y participen de manera activa en el espacio público.

La escuela tiene los siguientes módulos: desarrollo personal y educación emocional; salud integral; conciliación y participación ciudadana; desigualdades y derechos de las mujeres, comunicación y expresión corporal.

La escuela cuenta con profesionales invitadas en cada uno de los módulos.

 Método de trabajo fundamentado en el enfoque participativo y de género. Se trata de combinar la creación de conocimiento colectivo a partir del grupo con la facilitación de un espacio que potencie las capacidades concretas de las participantes y sus contribuciones individuales al grupo. Al ser un método que parte de la experiencia de las participantes otorga valor a sus necesidades, intereses, puntos de vista, etc. Esto permite que los aprendizajes estén conectados con el contexto de vida de las participantes. Lejos de tratar de introducir contenidos y sumar conocimientos procuramos procesos que permiten integrar aprendizajes y conducir a cambios.

Generar un espacio de cuidados en todas nuestras intervenciones es otra de las grandes prioridades. Todas las sesiones están pensadas y programadas priorizando la salud integral de las mujeres.

 

OBJETIVOS GENERALES

  • Analizar los motivos por los que se hace necesario el empoderamiento femenino.
  • Conocer y analizar el concepto de empoderamiento, liderazgo y visibilización de lo femenino.
  • Motivar para el liderazgo y empoderamiento femenino para aumentar la participación social de las mujeres rurales.
  • Vindicar las aportaciones de las mujeres en su paso por la historia.
  • Proponer referentes femeninos como estrategia empoderadora.
  • Analizar el poder y el liderazgo desde una perspectiva de género.
  • Trabajar la salud integral de las mujeres
  • Valorar el trabajo reproductivo y de cuidados y avanzar en el logro de la conciliación de todas las vidas.
  •  Extender la democracia a la esfera doméstica.
  • Fortalecer la presencia de la voz de la mujer rural en los medios de comunicación

SESIÓN PARA GRUPO REDUCIDO DE SALUD INTEGRAL