AUTONOMÍA ECONÓMICA: HARINA DE YUCA

El objetivo de este proyecto es aumentar la autonomía económica de un grupo de mujeres que han sido desplazadas por el conflicto armado colombiano.

Se propone un programa de empoderamiento femenino de dos años de duración con un grupo de 15 mujeres de Villa Alegría, San Jacinto (Bolívar, Colombia).

El fin perseguido es la elaboración de un proceso productivo acorde a los principios de la Economía Social y Solidaria.

En este caso apostamos por la elaboración de harina de yuca a través de un proceso artesanal en el que ellas tienen la autoridad y el poder sobre los recursos y el dinero que obtienen de la comercialización de la harina de yuca.

La harina de yuca se obtiene a partir de raíces sanas y frescas que son limpiadas, peladas, desmembradas, trituradas, molturadas, secadas, molidas y tamizadas. Las raíces de yuca con las que trabajamos tienen máximo dos días desde su cosecha.

El resultado es una harina de yuca con una textura fina, un sabor neutro y un color perla. No contiene ningún conservante ni aditivo por lo que es una harina libre de carbohidratos refinados e ingredientes sintéticos.

Además, se han realizado acciones formativas relacionadas con las siguientes temáticas: el derecho al tiempo y el espacio propio; el derecho a la no servidumbre; el derecho a que sean la prioridad para sus propias vidas; el derecho a poseer bienes y disfrutarlos; el derecho a compartir las responsabilidades familiares; el derecho sexual y reproductivo; el derecho a la calidad de vida y bienestar; el derecho a la autonomía y a la libertad; el derecho a no vivir para otros; el derecho a no ser propiedad de otros; el derecho a tener y a contar su historia, y sobre todo el derecho a una vida libre de violencias.

BENEFICIOS DE LA HARINA DE YUCA

La harina de yuca es libre de gluten y con bajo contenido en grasa, baja en calorías y en azúcares, por lo que es una buena alternativa para  personas celíacas, con diabetes, hipertensión o con el colesterol alto.

También puede ser consumida por personas con sistemas o trastornos digestivos sensibles (intestino irritable o colon irritable) por su fácil digestión.

La composición de la harina de yuca es de aproximadamente 60-65 % de agua, 20-31% de carbohidratos y menos del 2% de proteína y grasa.

¿PARA QUÉ SE PUEDE UTILIZAR?

  • La harina de yuca es estupenda para horneados: galletas, brownies, panqueques, tortas, etc.
  • Tiene excelentes resultados si la empleados como espesante para la elaboración de salsas o de coladas.
  • Se comporta de manera extraordinaria (buena noticia para las personas celíacas) en la elaboración masas de crepes y de pizza
  • Resulta una buena opción para la realización de hamburguesas o de tempuras.