La primera vez que un niño encuentra pornografía en internet es a los 8 años según el estudio ‘Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales’. Otro dato relevante, recogido por el índice Álexa, indica que las páginas pornográficas reciben más visitantes al mes que Netflix, Amazon y Twitter juntos. Entre los vídeos más vistos se encuentran aquellos con mayor índice de contenido vejatorio y violento contra las mujeres.

Estos datos muestran la urgencia de preguntarnos de qué manera influye la pornografía en la educación sexual de quienes la ven y cómo se normaliza la violencia en las plataformas de «entretenimiento».

Durante la sesión de Villamayor de Calatrava, organizada por el Centro de la Mujer de Almodóvar del campo, analizamos el mundo de la creación (la música, los videoclips, el cine, las series, la pornografía o la publicidad) para ver cómo se construyen los mensajes de desigualdad en la sociedad actual y cómo se transmiten de manera diferencial si se dirigen a público femenino o masculino. Realizamos un repaso histórico al contexto español de los años 60 y la liberación sexual para finalizar con un debate.