A través de la alianza con la Fundación Talento Colectivo, hemos desarrollo otro de nuestros ‘Laboratorios de ideas’ para encontrar una alternativa a una problemática que viven las mujeres tejedoras de La Guajira: la explotación de su trabajo.

El resultado ha sido la creación de nuestros queridos ‘coquitos’, tejido en forma de canasto que recubre el aceite de coco. La comercialización de este producto les garantiza a las mujeres que lo realizan una retribución justa por su trabajo.

Aceite de coco. Fotografía tomada en Riohacha