¿Quién es y qué hace Vandana Shiva?

Vandana Shiva nació el 5 de noviembre de 1952 en Dehradun, India. Shiva es Doctora en Ciencias Físicas, ecologista, feminista y filósofa. Reivindica una transformación que acabe con el cambio climático, la desigualdad, la injusticia, las guerras y el hambre y resalta la importancia de impulsar alternativas a la guerra, a la no-sustentabilidad y a las injusticias sociales y económicas.

¿QUÉ HACE VANDANA SHIVA?

Shiva es una de las fundadoras de la unidad de género en el International Centre for Integrated Mountain Development (ICIMOD) y de la Women’s Environment & Development Organization (WEDO). Ha trabajado como asesora en distintos gobiernos de la India y el extranjero, y en organizaciones no gubernamentales como International Forum on Globalization, Women´s Environment & Development Organization y Third World Network. Preside la Comisión del Futuro de la Comida (Italia) y la revista Asiaweek la ha incluido en la lista de los cinco comunicadores más poderosos de Asia.

REFLEXIONES DE VANDANA SHIVA

La autora expone nuevas formas de mirar y comprender conceptos como pobreza y democracia; denuncia el desarrollo como proyecto culturalmente tendencioso que destruye los estilos de vida sanos y sostenibles y crea pobreza material; y denuncia la violencia de la globalización corporativa. Podéis consultar sus textos en ‘La mirada del ecofeminismo: tres textos’.

-«Las economías de subsistencia que satisfacen las necesidades básicas mediante el autoabastecimiento no son pobres en el sentido de estar privadas de algo. Sin embargo, la ideología del desarrollo las declara tales porque no participan abrumadoramente en la economía de mercado y no consumen mercancías producidas para el mercado y distribuidas a través del mismo, aún cuando puedan estar satisfaciendo esas necesidades mediante mecanismos de autoabastecimiento.»

-Se consideran pobres a las personas que comen mijo (cultivado por mujeres) en vez de los alimentos preparados que se producen y distribuyen comercialmente y los venden ciertas firmas dedicadas a negocios agrícolas que operan en todo el mundo. Se las considera pobres si viven en casas construidas por ellas con materiales naturales como el bambú y el barro en vez de vivir en casas de cemento. Se las considera pobres si usan prendas de vestir hechas a mano de fibras naturales en vez de sintéticas. La subsistencia, percibida culturalmente como pobreza, no necesariamente implica una baja calidad material de vida.»

-«La demanda por recursos para abastecer las economías de mercado que dominan ciertas fuerzas mundiales hace disminuir cada vez más la base de recursos necesarios para la supervivencia

-«Pensábamos que habíamos dejado atrás la esclavitud, los holocaustos y el apartheid – que la humanidad no volvería a permitir que la deshumanización y los sistemas violentos volvieran a determinar las reglas por las que vivimos y morimos. Y sin embargo, la globalización está provocando nuevas esclavitudes, nuevos holocaustos, nuevos apartheids. Es una guerra contra la naturaleza, las mujeres, los niños y los pobres. Una guerra que está transformando cada comunidad y cada hogar en un campo de batalla. Es la guerra de los monocultivos contra la diversidad, de los grandes contra los pequeños, de las tecnologías de tiempos de guerra contra la naturaleza.»

-«Las alternativas a la guerra, al no sustento y a las injusticias sociales y económicas se están convirtiendo en un imperativo de la supervivencia. Estas alternativas necesitan combinar nuestra pacificación con el planeta y nuestra pacificación entre la gente de diversas culturas.»

-«En los hechos, hay menos agua, menos tierra fértil y menos riqueza genética como resultado del proceso de desarrollo

-«La seguridad de la gente no se puede basar en grandes presupuestos militares, las bombas más grandes y los estados policiales más fuertes. Se debe basar en la seguridad ecológica, la seguridad económica, la seguridad cultural y la seguridad política. La reconstrucción de estas múltiples seguridades es el único modo para crear paz, justicia y desarrollo sostenible.»

-«Podemos liberarnos de la prisión mental de separación y exclusión, y ver el mundo en sus interrelaciones sin sus separaciones. Con esto, podemos crear nuevas alternativas. La desesperación se convierte en la esperanza.»

-«Necesitamos un nuevo paradigma que nos permita movernos de una cultura dominada por la violencia, a una cultura de pacificación, creatividad y paz: eso es el paradigma de democracia para la tierra.”

¿Qué premios ha recibido Vandana Shiva?

 Ha recibido más de veinte premios internacionales, entre ellos el Right Livelihood Award, considerado el Premio Nobel alternativo (1993); la Beca John Lennon-Yoko Ono por la Paz (2008); el Premio de la Paz de Sidney (2010); y el Premio de la Paz de Calgary (2011).

¿Qué libros ha escrito Vandana Shiva?

Es autora de libros como Making Peace with the EarthEarth DemocracySoil Not OilStaying AliveStolen HarvestWater Wars y Globalization’s New Wars.

¿Es Vandana Shiva ecofeminista?

Sí, el ecofeminismo es un concepto de finales de los setenta, nombrado por primera vez por la socióloga francesa D’Eaubonne, para referirse a la conexión ideológica que existe entre la explotación de la naturaleza y la de las mujeres, en un sistema dominado por hombres.

Por el respeto de los DDHH de las personas migrantes en Canarias

Las entidades sociales firmantes de esta Carta Abierta queremos hacer llegar al Gobierno de España nuestra profunda preocupación ante la grave situación de vulneración de los derechos humanos de las personas migrantes llegadas al archipiélago canario y exigir la inmediata y urgente rectificación de la política migratoria actual, que pone en riesgo la vida de miles de personas y nos sitúa fuera del marco internacional de los derechos humanos.


Más de 20.000 personas han muerto en el Mediterráneo desde 2014 tratando de alcanzar Europa. Diferentes mecanismos del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas han señalado que la política migratoria aplicada por los países europeos es directamente corresponsable de todas estas muertes.

La apuesta por la externalización, disuasión y militarización de fronteras y las medidas de bloqueo al desplazamiento y a la libre circulación, provocan la criminalización de la migración, la vulneración de los derechos más fundamentales y empuja a las personas a emprender travesías cada vez más largas e inseguras.


Lo que está ocurriendo en las islas Canarias muestra dramáticamente las consecuencias de este modelo. El Ministerio del Interior está impidiendo el traslado y desplazamiento a la Península de las personas que están llegando a las costas canarias contraviniendo la legislación vigente, como han ratificado en este sentido dos resoluciones judiciales.

La apuesta por la creación de los macrocentros de “contención” contemplados en el Plan Canarias se ha convertido en exponente del lugar subsidiario que ocupa el respeto a los derechos humanos en política migratoria. El Defensor del
Pueblo, servicios públicos de salud y ong’s han denunciado la falta de instalaciones adecuadas, y la inexistencia de protocolos de identificación ágiles y eficaces para la derivación de personas vulnerables, condiciones que están provocando el deterioro de la salud física y psíquica de las personas retenidas.


En el caso de solicitantes de protección internacional y a pesar de la existencia de plazas libres en el sistema de acogida, se está incumpliendo la sentencia dictada por el Tribunal Supremo el pasado 29 de julio de 2020 que indica que “el solicitante de asilo ostenta el derecho fundamental de la libertad de circulación por todo el territorio español y de poder fijar libremente su residencia en todo el territorio nacional”.


Además, esta situación genera una sensación de abandono e inseguridad entre la población residente en Canarias, que es aprovechada por quienes alimentan los discursos de odio para promover la división social y criminalizar a las personas migrantes.


Resulta especialmente grave el tratamiento a los niños, niñas y adolescentes debido a la falta de protocolos y mecanismos de coordinación que garanticen el cumplimiento efectivo de los derechos de la infancia. Muy preocupante también es la situación de mujeres que viajan solas o con sus hijos e hijas, quienes tardan una media de cuatro años en llegar a nuestro territorio y muchas de ellas quedan atrapadas en redes de explotación sexual y económica, sin que las administraciones
públicas dispongan de los recursos necesarios para su adecuada atención y protección frente a este tipo de violencia.


El actual gobierno se ha presentado en todos los foros internacionales como uno de los principales defensores de los derechos humanos de las personas migrantes. Ha firmado el Pacto Mundial de las Migraciones, ha reiterado sus obligaciones con el cumplimiento del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y se ha comprometido a impulsar una política común europea que respete, proteja y garantice los derechos de las personas migrantes.


Para actuar en coherencia con estos principios y, avanzar en el respeto de la dignidad de las personas y sus derechos, resulta imprescindible reorientar la política migratoria impulsando una respuesta urgente y coordinada para:

1- Garantizar el derecho a la libertad y seguridad de las personas migrantes.

Frente a los mecanismos de contención de las personas migrantes el Gobierno debe cumplir con los compromisos recogidos en el Pacto Mundial de las Migraciones:

-Respetar el plazo máximo legal de detención de 72 horas y garantizar el derecho a la libertad de movimiento.
-Reubicar a las personas llegadas a otras zonas de la península para no generar una situación de fuerte complejidad en las islas Canarias.
-Identificar a las personas solicitantes de asilo y cumplir con la Sentencia del Tribunal Supremo con relación al derecho a la libre circulación. Garantizar que cualquier consentimiento a los procesos de retorno voluntario se dé con total conocimiento de causa y sin coacción alguna, como la perspectiva de una detención indefinida o una detención en condiciones inadecuadas.

-Habilitar vías de acceso legales y seguras a través de las cuales las personas puedan migrar a España, ya sea para solicitar protección internacional como por otros motivos relacionados con sus proyectos vitales.

2- Proporcionar asistencia y protección contra cualquier daño.

Los Estados tienen la obligación de considerar las circunstancias individuales de todas las personas migrantes en las fronteras y garantizarán su protección efectiva y su acceso a la justicia.

Criterios relativos a la asistencia inmediata y a las instalaciones de acogida temporal:
-Proporcionar exámenes de salud y exámenes médicos individuales de manera prioritaria.

-Asegurarse de que el alojamiento temporal no dure más de lo estrictamente necesario para que las autoridades puedan verificar la identidad u otra información esencial de las personas migrantes y organizar traslados o remisiones según corresponda.
-Garantizar que todas las instalaciones de acogida temporal cumplan con las normas internacionales de derechos humanos, incluidas las relativas a un espacio adecuado, alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, agua potable, saneamiento, atención médica adecuada y acceso a asistencia jurídica.


Proceso de examen y entrevista
-Respetar el derecho a la privacidad incluso en relación con los registros y el manejo apropiado de las pertenencias de acuerdo con el derecho internacional de los derechos humanos.
-Garantizar entrevistas individualizadas con todas las garantías jurídicas incluidas la interpretación y traducción necesarias en los diferentes idiomas.


Protección de niños, niñas y adolescentes
-Priorizar el interés superior del niño sobre los objetivos de gestión de la migración u otras consideraciones administrativas para todos los niños y niñas que se encuentren bajo la jurisdicción del Estado español, independientemente de su situación migratoria o la de sus padres.

-Prestar atención psicosocial especializada en las primeras 72 horas y poder detectar así los perfiles de mayor vulnerabilidad (víctimas de trata, abusos…).
-Asegurar una identificación correcta y temprana de la minoría de edad y garantizar asesoramiento jurídico especializado, con la adecuada información (en su idioma y acorde a sus edades) de sus derechos y del procedimiento de asilo. Acelerar los procesos de reagrupación familiar con procedimientos eficientes y de calidad.


Mujeres migrantes
-Incrementar los recursos necesarios para la adecuada atención y protección a las mujeres víctimas de trata y explotación sexual y económica.

3. Asegurar la transparencia y aplicación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.
Redoblar esfuerzos para establecer una unidad independiente para el monitoreo de la situación de los derechos humanos, que vigile la aplicación de los Principios y directrices recomendados sobre los derechos humanos en las fronteras internacionales (Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos) y refuerce la cooperación con otros actores que están supervisando las condiciones y los procedimientos de recepción y acogida, como organismos
internacionales, el Defensor del Pueblo, parlamentarios, instituciones locales y organizaciones de la sociedad civil, implicando también a la ciudadanía local, que una vez más ha dado ejemplo de solidaridad y compromiso, con canales que faciliten su participación activa.


No hay excusas. Las fronteras internacionales no pueden convertirse en zonas de exclusión o excepción de las obligaciones de los derechos humanos. El Estado español tiene derecho a ejercer su jurisdicción en sus fronteras internacionales y debe hacerlo garantizando la protección de las personas. Realizamos un llamamiento al Gobierno para que convierta esta nueva crisis en una oportunidad para liderar otro tipo de política migratoria en la Unión Europea, priorizando la inclusión en la centralidad de la agenda política y social y sitúe a los derechos humanos como eje central de la gobernanza de las fronteras.

En este enlace se puede firmar la carta: https://redacoge.org/firma-para-que-el-gobierno-rectifique-de-forma-urgente-su-politica-migratoria-en-canarias/